“De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús”. Gálatas 6:17 (RVR1960).

El término “marca” se define como una distinción que permite identificar o dar alguna información de algo o alguien. La marca se utiliza para clasificar y hace que se puedan diferenciar o distinguir de los demás. 

El apóstol Pablo nos habla de una marca que lo distingue a él de los demás y lo identifica como cristiano. Dando a entender el tiempo que tiene padeciendo como cristiano por causa del Señor Jesús. 

Esas palabras nos llevan a reflexionar y pensar ¿Cuánto tiempo llevas sirviendo al señor? ¿Cuántas cosas has podido experimentar en Dios?

“La vida misma nos lleva a ser marcado por la causa de Cristo”.

En el segundo libro de Moisés, (Éxodo 13:9) Jehová habla al pueblo de Israel “su pueblo” y les hace entender que son marcados. ¿Quién fue que te llamo? Aquel que te llamo te marcó y te dio un nombre nuevo. Dios le cambia el nombre a Saulo, por Pablo, significa hombre humilde o el menor, ósea que cuando somos marcados por Jesucristo Dios nos hace más pequeños, toda arrogancia, altivez, encumbramiento se va, y viene la humildad, la sensatez, la sumisión y obediencia a nuestras vidas. Las personas que son marcadas llevan un sello distintivo del reino y se diferencian de los demás. Eso traerá crítica, envidia y habrá personas que no van a entender lo que tu porta como seguidor de Cristo.

Cuando somos diferentes a los demás eso cuesta. Vemos el ejemplo de Daniel y sus acusaciones para ser echado en el foso de los Leones (Daniel 6:4). También el ejemplo de sus amigos por no adorar la estatua que había levantado Nabucodonosor; lanzado al horno de fuego (Daniel 3:12). Cuando somos marcados no nos postramos a este sistema pecaminoso que nos ofrece el mundo de hoy. Somos diferentes; las personas nos distinguen de los demás. Podemos señalar el caso de Pedro cuando le dijeron que él se parecía a Jesús… Mateo 26:69-75, cuando somos marcados por el Señor Jesús nuestro hablar, vestimenta y caminar, todo cambia cuando somos portadores de la marca distintiva que nos separa del mundo. Por eso el apóstol Pablo afirma que nadie le cause molestia, cuando estas adherido a Jesús no hay cosa a que aferrarse. Pablo fue azotado, perseguido, estuvo como náufrago en alta mar. Las personas que son marcados no le preocupan la muerte sino la vida. (Filipenses 1:21) el compromiso que tenía Pablo con Dios era la razón. La marca de Pablo estaba basada en su testimonio (experiencias) ¿Cuáles son tus marcas? ¿Qué es lo que te hace diferente del mundo?

Gerald López Espinal.

Santo Domingo, República Dominicana.

josue 2
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Empieza a recibir contenido de valor en tu vida desde el correo.